Biografía de Dolly Parton
Dolly Parton

Biografía de Dolly Parton

Biografía, historia, vida y legado musical de Dolly Parton

¿Quién es Dolly Parton?


Dolly Rebecca Parton, más conocida en el medio artístico como Dolly Parton, es una mujer de múltiples talentos que nació en Sevierville, Tennessee, Estados Unidos, el 19 de enero de 1946. Su fama precedió con la música country, género con el que se dio a conocer y por el que llegó a ser considerada como pionera, alrededor del mundo. Durante seis décadas de trayectoria artística, grabó 46 álbumes de estudio, realizó 11 giras alrededor del mundo, incursionó en el cine y ganó varios premios Grammy.
[ Editar ]

Significado del nombre de Dolly Parton


La artista eligió su nombre real, como parte de su nombre artístico, por una razón muy simple. Para Dolly Parton, la música es una ventana al alma y con ella demuestra quien realmente es. Por tal razón, la intérprete quiso llevar ese mismo concepto a su nombre artístico. Si el mundo desea conocer a Dolly Parton, solo basta con escuchar sus canciones, pues estas hablan sobre quién es y las personas que la llevaron a ser el icono musical que es hoy en día, un escudo de muchos colores, que refleja la historia de su vida.
[ Editar ]

Niñez, Juventud y Vida Familiar de Dolly Parton


Dolly Parton creció en un hogar pobre y humilde, bajo el seno de unos padres religiosos. Es hija de Robert Lee Parton y Avie Lee Owens, quienes hacían vida en las calles de Tennessee, junto a sus 13 hijos, incluida la artista. Al igual que Dolly, sus hermanos también demostraron tener dotes artísticos desde pequeños. Por ejemplo, su hermano Willadeene Parton, resultó ser un poeta innato, mientras que, David, Denver y Robert Parton, expresaban su talento a través de varios instrumentos de cuerda. Asimismo, Stella, Cassandra y Randy Parton, eran elogiadas constantemente por su melodiosa voz, comparados con la dramaturgia heredada Rachel Dennison Parton. Aunque, la numerosa familia se vio afectada por la muerte de Larry Parton, su hermano menor, la alegría volvió a tocar su puerta con el nacimiento de los mellizos Floyd y Freida Parton, grandes compositores en la actualidad.

En la infancia de Dolly Parton, figuró fuertemente la ambición de escapar de sus circunstancias, siendo la música la única salida que encontró hacia una nueva vida. Sus estudios de primaria, se vieron afectados por las carencias económicas de su familia y por las situaciones bullying a las que fue expuesta por sus compañeros de estudio. Su enfoque siempre estuvo en la música, por ello, aprendió a tocar varios instrumentos como la guitarra, el banjo, la armónica y el piano, los cuales dominó a la perfección, al igual que su técnica vocal. Después de graduarse de la escuela secundaria, en 1964, se mudó a Nashville, para iniciar su carrera musical. Para Dolly Parton, su vida ha sido todo, menos aburrida, ya que su eufemismo le ha permitido ver el lado positivo de las peores situaciones. La artista, siempre se caracterizó por tener una personalidad abierta, comprensiva y carismática, razón por la cual, nunca tuvo problemas para compartir momentos delicados de su vida con otras personas, incluida la muerte de su hermano menor Larry Parton, hecho que siempre ha tenido un significado muy importante para ella.
[ Editar ]

Inicios de Dolly Parton en la Música


Dolly Parton comenzó su carrera a la temprana edad de 10 años, alentada por su tío Bill Owens, quien le regaló una guitarra para que compusiera sus propias canciones. Con su talento, logró presentarse varias temporadas en un programa de televisión de programación variada. Su segunda aparición en los medios convencionales, la hizo como invitada en el programa Grand Ole Opry, un conocido programa de música country, en 1959. Durante esa misma época, grabó su primera canción “Puppy Love”, para un pequeño sello discográfico llamado Mercury Records, en 1962, sin embargo, dichos intentos no llegaron tener mucho éxito. Entre sus intentos fallidos por hacerse un espacio en la industria musical, se destacan varias presentaciones en emisores de radio y canales de televisión en Knoxville, Tennessee, lugar donde conoció a Johnny Cash, un amigo incondicional que descubrió el potencial que tenía la voz de Dolly Parton y la animó a perseguir sus sueños.

Dolly Parton, realmente ganó notoriedad gracias a su talento para escribir canciones, hecho que le garantizó el éxito en otros campos del medio artístico. La intérprete, no se dejó intimidar por la falta de éxito o preparación profesional en sus primeras grabaciones, por lo que en 1964, decidió mudarse a Nashville, en busca de nuevas oportunidades, después de graduarse de la escuela secundaria. Su carrera musical, comenzó a florecer en el año 1966, cuando la artista firmó su primer contrato discográfico con Monument Records, compañía con la que lanzó su segundo sencillo “Happy, Happy Birthday Baby”, un tema que no llegó a alcanzar ningún éxito, ni posicionarse en ninguna lista referencial del género. La publicación de esta canción, significó una derrota para la artista, ya que es un tema que no la representa con su letra, ni con su estilo, por tal motivo, Dolly Parton enfocó a construir una imagen diferente, que se acoplara a su estilo de música country.

Al ver que su carrera musical ya estaba despegando, la artista creó el programa “Imagination Library”, una organización que comenzó con el deseo de Dolly Parton de que todos los niños, independientemente de sus ingresos, tuvieran acceso a la educación. Desde su fundación Dollywood ha llevado a cabo y promovido investigaciones sobre el programa Imagination Library, con el propósito de evaluar las reacciones de las comunidades al programa y su impacto en la alfabetización de los niños. Inicialmente, la Fundación Dollywood comenzó a operar en Estados Unidos, después se expandió internacionalmente, con el surgimiento de la carrera musical de la artista.

Su nueva imagen musical, la dio a conocer con el tema “Dumb Blonde”, una canción compuesta por Curly Putman, que a diferencia del tema anterior, logró coronarse en éxitos al obtener el puesto 24 de las principales listas country, en 1966. A este éxito, le siguió su cuarto sencillo “Something Fishy”, que además de conseguir el puesto número 17 de las listas country, también alcanzó ser tendencia musical. Ambos temas, impulsaron la salida comercial del primer álbum de estudio de la cantante “Hello, I'm Dolly”, la mayoría de las canciones incluidas en dicho material, fueron compuestas por Parton y Bill Owens. El álbum obtuvo escaso éxito comercial, por lo que Monument Records prescindió del contrato discográfico firmado con Dolly Parton. En 1967, la cantante se asoció con el artista Porter Wagoner para dar una presentación en el show de televisión de Porter Wagoner. Con dicha asociación, le surgió la oportunidad de recibir un contrato musical de RCA Records. En poco tiempo, su carrera musical progresó a buen ritmo, la gente comenzó a notar su trabajo como compositora, especialmente, después de escribir varias canciones canciones para Bill Owens, las cuales estuvieron entre los 10 mejores éxitos de 1966.

Fueron varios años, en los que compuso canciones con influencias de géneros country y folk para los cantantes como Hank Williams Jr, Skeeter Davis y Fred Foster, en 1965. Hasta que su carrera musical, despegó formalmente a finales de 1967, cuando se une a Wagoner, un cantante de country tradicional y vistoso, le ofreció la oportunidad de formar formar un dúo. Como equipo, Wagoner y Dolly Parton se convirtieron en favoritos inmediatos de la audiencia, sus canciones e interpretaciones era aclamadas por miles de fanáticos. Su figura de reloj de arena y sus atuendos escandalosos, aunado a su voz angelical se combinaron perfectamente con el humor de Wagoner y la antigua sensibilidad del campo. Fueron 13 años, en los que Dolly Parton y Porter Wagoner, cosecharon grandes éxitos (13 álbumes en total), algunos más recordados que otros pero, que sin duda siguen marcando historia en la música country.

Entre sus éxitos más populares de los 60, se encuentran, “Just Between You and Me”, su segundo disco como dúo, originalmente grabado por Tom Paxton y producido por Bob Ferguson. “The Last Thing on My Mind”, fue el primer sencillo que se lanzó de este disco, que alcanzó el puesto número seis en las principales carteleras musicales del país y estableció lo que se convertiría en uno de los dúos más queridos de la música country. Seguidamente, se publicó “Just Between You and Me”, el segundo tema promocional del disco que encabeza la lista de doce temas románticos en este LP, que combina dos voces emocionantes y aclamadas por sus seguidores. Poco tiempo después, Dolly Parton ya tenía una experiencia comercial equilibrada con gracia autocrítica, subrayada con una capacidad muy real de hacer música, razón que llevó a RCA Records, a ofrecerle la oportunidad de lanzarse al ruedo musical como solista. Desde entonces, se volvió cada vez más exitosa, eclipsando no solo a la audiencia nacional, sino también, al público a nivel internacional.
[ Editar ]

Género musical de Dolly Parton


Los estilos musicales que definen a Dolly Parton, son la música tradicional de los Apalaches, la música country y bluegrass, géneros que han jugado un papel importante en su vida, especialmente, en su carrera artística. Para entrar en contexto, la música de los Apalaches, es un estilo que se originó en el siglo XX y es característico de las personas que viven en las montañas de los Apalaches, en Tennessee. En este mismo lugar, nació la cantante, por tal razón, dicho género forma parte de su identidad musical y muchas de las anécdotas que vivió la artista, fueron vividas en medio de violines, mandolinas y guitarras. Aunque, en su niñez Dolly Parton aprendió a tocar varios instrumentos, se enamoró del banjo, un artilugio de cuerda en forma de guitarra.

Su interés por la música, siempre estuvo marcado por la mezcla de ingredientes musicales en su juventud. A finales de la década de los 90, que comenzó a explorar y rendir homenaje a sus raíces musicales, incursionando además en el estilo bluegrass, un género basado en la tradición de la música de banda, que consta del sonido de instrumentos, como contrabajo, violín, mandolina y guitarra. Dichas raíces, se ven reflejadas en trabajos como, “Two Songs”, “Little Blossoms” o “Little Little Orphans”, canciones que guardan vestigios tradicionales de su niñez y adolescencia, que posteriormente, mezcló a otros géneros más modernos como el blues, el gospel, el jazz y el pop. También, entre las bases de su infancia, se encuentra la música espiritual que escuchó en la iglesia, inspirada en gran medida por su madre, quien le inculcó el amor por este estilo a la cantante.

Entre las influencias musicales de la intérprete, se encuentran tres mujeres exitosas de los años 40 y 50, Kitty Wells, Brenda Lee y Patsy Cline, grandes iconos de la escena musical, que han creado una fuerte identidad femenina en la industria musical, al dar voz a las perspectivas y pensamientos femeninos de la época. Como dato curioso, es importante mencionar que Dolly Parton surgió a finales de la década de los 60, razón por la cual, las mujeres de las zonas rurales y de la clase trabajadora del sur de América eran la principal audiencia de su música country. Estas mujeres estaban restringidas a roles relativamente subordinados, pero aún con poder de decisión. Las declaraciones encontradas en las letras de estas cantantes, incluida Dolly Parton, tuvieron un impacto real en ellas y en su voluntad de expresarse, ante el mundo.
[ Editar ]

Trayectoria y Legado de Dolly Parton


En retrospectiva, la década de los 60 y 70, fue el período más fértil de la carrera musical de Dolly Parton, ya que lanzó su segundo álbum de estudio, en 1961, de la mano de RCA Records. “Just Because I'm a Woman”, es un disco compuesto por 12 temas, incluidos dos temas adicionales de Pareton. El productor encargado de este material fue Bob Ferguson, quien asumió el reto de construir dicho material. El sencillo principal del álbum es “Coat of Many Colors”, junto a “You're Gonna be Sorry”, “I Wish I Felt This Way at Home” y “False Eyelashes”, temas que se alzaron en grandes éxitos para la intérprete. Por ejemplo, el disco llegó a ser considerado por algunos como su álbum de estudio más relevante, por ello, Dolly Parton fue nombrada como “Vocalista Femenina del Año”, en los premios CMA de Estados Unidos, gracias a un álbum que, según varios medios contiene lo mejor del pop y el country de esa época.

Su siguiente disco se llama “In the Good Old Days (When Times Were Bad)”, publicado en 1968. Este material discográfico, está compuesto por 12 canciones, que incluyen los temas de “Don't Let It Trouble Your Mind”, “He's a Go Getter”, “Harper Valley PTA” y “D-I-V-O-R-C-E”, piezas musicales que a pocas semanas de su publicación consiguieron el puesto número 15 del top Country Albums, en Estados Unidos. Hasta entonces, la carrera de Dolly Porton, había despegado formalmente, debido a que su nombre se convirtió en una palabra común y se volvió una presencia constante en varios canales de televisión, porque apareció en programas de entrevistas y varias cadenas de radio en su país. Su popularidad había incrementado y su éxito era notable, a pesar de tener poco tiempo en el medio artístico, logró conquistar a un número considerable de audiencia en Estados Unidos y Reino Unido, además fue considerada como la pionera del género en su país que ya se estaba dando a conocer en otros territorios del continente.

En 1969, publicó “My Blue Ridge Mountain Boy”, un material enumerado como su cuarto álbum discográfico para RCA Records, conformado por 12 piezas musicales. El disco consiguió tener un gran avance comercial, habiendo logrado estar en el top 20 de la cartelera country, en Reino Unido, además de alcanzar la posición número seis en la lista de álbumes de Billboard, en Estados Unidos. El éxito de este disco, proviene de las distintas temáticas abordadas, por ejemplo, el tema “Make No Mistake”, explora temas que van desde la pobreza, la infidelidad, el suicidio, la venganza, el asesinato y la prostitución. Mientras que la canción “Daddy”, también perteneciente al mismo álbum, habla de una adolescente que insta a su padre a no abandonar a su madre, siendo el único tema de esta producción que consiguió estar en el top 40 de su país. El tercer sencillo más conocido de este álbum, fue el polémico tema “In The Ghetto”, que cuenta la historia del círculo vicioso de crimen y pobreza, un problema que solo ha empeorado en las siguientes cuatro décadas para su protagonista. Dicha pieza musical, es considerada por muchos como un fracaso comercial, sin embargo, hasta la fecha sigue siendo un tema recordado y mencionado a lo largo de los años.

Su siguiente producción, se dio a conocer en 1970 y se titula “The Fairest of Them All”. De este material, se desprende el primer sencillo “Down from Dover”, una canción que habla sobre el embarazo precoz y las consecuencias que acarrea ser una madre adolescente. Dicho tema, causó revuelo en la radio nacional, debido a que su temática era considerada un tema tabú para ese entonces. La canción que le sigue se llama “Robert”, un tema que se volvió favorito entre sus fanáticos, mientras que, “Daddy Come and Get Me”, su tercera pieza promocional se coló entre los primeros lugares de las carteleras musicales, al contar la historia de un joven enamorado de una niña, sin saber que son hermanos. Según Dolly Parton, esta última cuenta una historia real que vivió ella misma, ya que su padre tuvo varios hijos con otras mujeres. La canción fue escrita por Dorothy Jo Hope, la tía de Parton. La revista Billboard, catalogó el disco “The Fairest of Them All”, como un álbum fuerte en más de un sentido, tras alcanzar el puesto número 13, en la lista de Billboard Hot Country Albums, en Estados Unidos.

En ese mismo año, lanzó “Porter Wayne and Dolly Rebecca”, un álbum colaborativo con Porter Wagoner, uno de los dúos más conocidos y queridos en la historia de la música country. El disco lo componen 12 temas, siendo “Just Someone I Used to Know” el primer sencillo que le dio vida a este disco, seguido de “Tomorrow Is Forever”, canciones que lograron posiciones favorables en los listados de Billboard. El disco conmemora los mejores momentos, los 13 años de trayectoria artística, entre Porter Wayne y Dolly Parton, quienes se convirtieron en iconos del país tras lanzar decenas álbumes juntos, que incluyen desde canciones de amor optimistas, hasta baladas desgarradoras. Aunque Dolly Parton y Wagoner, se separaron en 1974, en medio de conflictos y luchas, los dos hicieron la paz y se reunieron años después en el medio artístico.

En 1971, la cantante hizo el lanzamiento de tres nuevas propuestas discográficas, aunque no en simultáneo. La primera de ellas fue “Joshua”, un disco conformado por 10 canciones, entre las que se destacan “The Last One To Touch Me”, “It Ain't Fair That It Ain't Right” y “The Fire's Still Burning”. Este álbum, consiguió el puesto número 16 en la lista de álbumes country, en Estados Unidos, recibiendo también una nominación a los premios Grammy, ese mismo año. La propuesta musical que le siguió, fue “Golden Streets of Glory”, un disco con 10 temas, donde “I Believe” y “How Great Thou Art”, fueron lanzados como piezas principales, producidos nuevamente por Bob Ferguson y RCA Records. Dicho álbum, es un trabajo atractivo, que se re-editó posteriormente, convirtiéndose en uno de los clásicos de Dolly Parton, fundamentales para entender el country. El último material, que salió al mercado musical de la artista, en 1971, fue “Coat of Many Colors”, un disco con el que hace su primera incursión en el género del pop.

“Coat of Many Colors”, es un álbum inspirado en la infancia de la intérprete, es un disco que cuenta varias de sus anécdotas familiares, especialmente, con sus hermanos. El sencillo homónimo, el cual posee el mismo nombre del álbum, es su canción favorita, según palabras de Dolly Parton. La canción estuvo en el top ten de su país, convirtiéndose efectivamente en un éxito notable y consistente, en términos de composición, ya que se trata de una melodía dulcemente autobiográfica, sobre la infancia de Dolly Parton. Es importante mencionar, que todos los fondos recaudados con las ventas de este álbum, fueron destinadas a una fundación de Dolly Parton llamada “Imagination Library”, una organización benéfica que comenzó en 1996, para promover la alfabetización infantil, fomentando la lectura entre los niños de más de 1600 comunidades, en Estados Unidos, Canadá, Australia y Reino Unido. Asimismo, Dolly Parton también ha trabajado para otras causas humanitarias, como la Cruz Roja Americana y asociones contra el VIH-SIDA. Su música ha sido utilizada en las campañas publicitarias de PETA, un organismo que responde a causas humanitarias, alrededor del mundo.

Un año después, específicamente en 1972, la intérprete publicó su siguiente álbum llamado “Touch Your Woman”, consolidado a partir de 10 temas. “Will He Be Waiting”, “The Greatest Days of All” y “A Lot Of You Left In Me”, fueron los sencillos que impulsaron la promoción del disco. Este fue uno de sus primeros intentos de la cantante, de grabar canciones de amor en solitario, por tal razón, el disco contiene número importante de temas nostálgicos relacionados con sus raíces familiares y la vida en el campo. Algunas estaciones de radio se negaron a reproducir sus canciones, considerándolas demasiado sugerentes sexualmente. Sin embargo, dicho álbum le ayudó a establecerse como una de las mejores cantantes y compositoras de su época. Entre los numerables éxitos conseguidos por este material, se cuentan dos nominaciones al Grammy, en 1972 y varios lugares importantes, por no decir los primeros, en varias carteleras musicales, no solo de música country, sino también, de baladas románticas y pop.

Dolly Parton, ha desarrollado a lo largo de los años, un enorme catálogo de canciones, más que cualquier cantante y compositora femenina de otro género. Como compositora, ha escrito algunas de las baladas más conmovedoras y nostálgicas de las que se tengan registro, así como algunas de las canciones de amor más reales de todos los tiempos, que han tenido poder de permanencia en otras generaciones. Por ejemplo, en 1973, sale al mercado musical “My Tennessee Mountain Home”, el undécimo álbum de estudio de Dolly Parton, construido por 11 temas, bajo la producción de Bob Ferguson. Este proyecto discográfico, refleja las vivencias y los eventos más importantes de la niñez y adolescencia de Dolly Parton, en cada una de sus canciones. Este es un álbum conceptual, que narra cómo la artista tomó la decisión de dejar a su amada familia, para ir en busca de su sueño: La música. La canción principal de este material, es el sencillo y armónico tema “Home, Sweet Home”, seguido de “Old Black Kettle” y “Daddy's Working Boots”.

Más tarde, en 1974, Dolly Parton publicó un éxito inspirado en los sentimientos, “Jolene” es una canción escrita e interpretada por Dolly Parton, perteneciente a su álbum homónimo número 12, el cual lleva el mismo nombre que el sencillo principal, producido por Bob Ferguson. El tema de “Jolene”, narra la historia de una mujer que se enfrenta a la infidelidad de su esposo. El objetivo de este trabajo musical, es comprender que a pesar de ser sentimental, cualquier persona puede sentirse increíblemente fuerte y sin reservas, no hay porqué avergonzarse de los sentimientos. Durante cuatro años, la cantante lanzó 15 álbumes, muchos de los otros eran discos de dúo con Porter Wagoner. De este mismo disco, Dolly Parton coescribió una canción llamada “I'll Oilwells Love You”, la cual alcanzó inmensurables éxitos en pocas semanas de su debut oficial.

“I Will Always Love You You”, también es otro tema perteneciente al álbum “My Tennessee Mountain Home”, que fue escrita, compuesta y grabada originalmente por Dolly Parton, siendo esta su canción más conocida y la que además, siguió cosechando éxitos varios años después. Whitney Houston, grabó una versión de la canción para la película “The Bodyguard”, en 1992. Desde entonces, la canción se ha convertido en uno de los temas más vendidos alrededor del mundo, que nunca pasa de moda, pues su letra es una matemática que siempre estará presente en varias generaciones. En resumen, ambas canciones, lograron la posición número uno en el listado hip pop, en Reino Unido, mientras que un año después, los mismos temas ocuparon la séptima posición en el Single Chart de su país natal. La carrera de Dolly Parton, ha sido rejuvenecida por el apoyo de instituciones nacionales, convertiéndose en una herramienta de marketing para ayudar a los más necesitados. Esta es quizás, la característica más recatable de su carrera, debido a que, los fondos de álbumes de bluegrass han sido destinados a causas benéficas, durante años.

A finales de 1974, la intérprete lanzó “Love Is Like a Butterfly”, un nuevo álbum discográfico que contiene 10 temas. Entre las canciones emblemáticas de este disco, se encuentran “If I Cross Your Mind”, “My Eyes Can Only See You” y “You're the One Who Taught Me How to Swing”. La temática de este álbum, es totalmente de carácter infantil, ya que brinda una forma de escape para los niños de la oscuridad y la desesperación, entre sus canciones. En este material, Dolly Parton asumió el papel de ser un brillante faro de esperanza, que aparece en la portada del disco como una mariposa caprichosa con un vestido con alas, parecidas a las de un ángel. Nuevamente, todos los ingresos obtenidos de este álbum, fueron destinado a la fundación de la cantante, transformados en un millón de libros gratuitos los niños de la organización. En general, el disco se consolidó en éxito, tanto que llegó a obtener una certificación de platino por parte de RIAA, igualmente, consiguió una nominación a los premios Grammy, ese mismo año.

Uno de los discos más apreciados de Dolly Parton, es “The Bargain Store”, un álbum de estudio conocido como el número 15 de su historial discográfico, publicado en 1975. El sencillo promocional del disco, el cual se titula de la misma manera que el álbum, habla sobre el desgaste emocional de las relaciones, un tema del que poco se hablaba en su época, por lo que algunas estaciones de radio se resistieron, al principio, a transmitir las canciones de este álbum en las emisoras. Sin embargo, la canción fue tan llamativa y tan bien hecha que logró captar la atención de la audiencia. El material discográfico, está compuesto por otros grandes temas como “Kentucky Gambler”, “I Want to Be”, “You’ll Always Be Special to Me” y “What You Need Love to Remember”, producciones cuyos trabajos estuvieron a cargo de Dolly Parton y Merle Haggard, con el apoyo de RCA Records.

Ese mismo año, produjo “Dolly: The Seeker/We Used To”, un álbum que recoge la espiritualidad de su infancia, con canciones casi católicas mezcladas con géneros como el pop y el country. Los sencillos principales de este proyecto, se llaman “The Seeker” y “We Used To”, seguido de “Stairway to Heaven”, estas canciones lograron estar entre las primeras cinco posiciones de carteleras, como el chart country y el chart de álbumes country, en 1975. La producción del disco, estuvo en manos de Porter Wagoner, su compañero de escena en años posteriores. Con este álbum, la cantante mejoró su visibilidad en el ámbito internacional, al pasar de la música country a la música pop. Para ello, comenzó su asociación con el talentoso gerente Sandy Galling, quien se convirtió en su gerente personal durante los próximos 25 años.

En 1976, Dolly Parton trasciende su género musical con “All I Can Do”, su álbum número 17, conformado por ocho canciones de la autoría de Dolly Parton y dos covers, de Merle Haggard y Emmylou Harris, titulados “Boulder to Birminghamy” y “Life's Like Poetry”. Este disco, refleja la vitalidad y el carácter colorido de su personalidad, con su típica vestimenta de traje de terciopelo negro, aretes de plata, sombra de ojos púrpura, labios rosados brillantes y tacones de aguja de cinco pulgadas. Muchas de las canciones de este álbum, se han convertido en éxitos para otros, justo cuando la radio se negaba a colocar sus canciones dentro de la parilla de programación, motivo por el cual, dirigió su música a ferias y casinos de la ciudad, donde volvió tradición dicho material de bluegrass. Este disco, forma parte de la mejor música de su carrera, que adquirió un par de Grammys y una gran cantidad de nuevos fans en el camino.

Seguidamente, en 1977, Dolly Parton realizó la publicación de dos propuesta musicales, la primera se llama “New Harvest. First Gathering”, el primer álbum bajo la categoría de producción independiente, escrito y producido por la misma intérprete. Entre su lista de éxitos, se encuentran los temas “Applejack”, “Light of a Clear Blue Morning”, “Your Love Has Lifted Me” y “Higher and Higher”, canciones que rinden homenaje varias leyendas de country legends, que incluyen a Roy Acuff, Kitty Wells, Johnny Wright, Chet Atkins y Minnie Pearl. El álbum alcanzó la cima de la lista de los Billboard Hot Country LP, en Estados Unidos. Otra muestra, de los impresionantes dotes como escritora de Dolly Parton es “Here You Come Again”, su disco número 20, el primer álbum de la cantante en vender un millón de copias. Esta producción, contiene varios temas compuestos por la artista, junto a otros cantautores, como Barry Mann and Cynthia Weil, Bobby Goldsboro, John Sebastian y Kenny Rogers. Finalmente, el álbum ganó un premio en la categoría de “Álbum Favorito”, en los American Music Awards, en 1977.

“Heartbreaker”, es un sencillo promocional lanzado en 1978, como parte de un álbum número 21, que lleva el mismo nombre. Esta es una de las canciones, que más repercusiones ha tenido en la trayectoria artística de Dolly Parton. La balada, fue escrita por Carole Bayer Sager, una conocida compositora del medio, que ha participado en la producción de varios éxitos de la intérprete y que, además han liderado varias listas de éxitos musicales nacionales. El segundo sencillo, que cosechó grandes éxitos para la artista se llama “Baby I'm Burning”, tema que consiguió la primera posición en la lista de pop de Airplay. Lo más interesante de este material, es el diseño de su portada, pues está inspirado en un diseño desplegado, que representa a Dolly Parton en una serie de imágenes surrealistas y de ensueño, diseñada por el artista gráfico Ed Caraeff. El disco en general, se mantuvo entre los mejores álbumes de ese año, además, obtuvo una certificación de oro, otorgada por Recording Industry Association Of America.

Los éxitos de Dolly Parton, han sido comprobados a lo largo de los años, con cada propuesta musical. Un ejemplo de ello, figura en 1979, año en el que lanzó “Great Balls of Fire”, una producción discográfica que encabezo varias listas de éxitos en Estados Unidos, gracias a sus sencillos promocionales “You're the Only One” y “Sweet Summer Lovin”. Entre las canciones y su interminable reparto, la artista hace gala de su indiscutible sabiduría, quizás por ello, ha ganado tanta fama en distintos públicos de la industria. El álbum de “Great Balls of Fire”, es considerado como una de las mejores producciones de Dolly Parton, según la critica, quienes lo catalogaron como un un movimiento valiente de la música country. El álbum terminó siendo certificado como oro, por la Asociación de la Industria de la Grabación de América. Hasta este punto, Dolly Parton posee más de 30 años de trayectoria artística y en el proceso, consiguió las canciones, la voz y la capacidad de tocar una variedad de instrumentos, todos cubiertos de pedrería, detalles que la caracterizaban en cada puesta en escena. Desde que comenzó en el medio, ha compartido sus historias y anécdotas pasadas, de una manera sencilla y transparente, por eso tanta gente se ha sentido identificada con la artista.

Su flamante álbum discográfico, número 24 titulado “Dolly, Dolly, Dolly”, salió al mercado en 1980. Su éxito, estuvo principalmente en la combinación enérgica de country y pop. Gracias a este disco, se popularizaron temas como, “Starting Over Again”, “Same Old Fool”, “Old Flames Can't Hold a Candle to You” y “Sweet Agony”, los cuales no tuvieron mucho éxito ni repercusión alguna. El álbum analiza el amor, la pérdida y la nostalgia, con una calidad simple que a menudo disminuye la emoción y la intriga del disco. Muchos consideraron que el disco de “Dolly, Dolly, Dolly”, no estaba a la altura de otras producciones discográficas de la cantante. Por su parte, los críticos no fueron nada condescendientes, porque también mencionaron que dicho material, había sido uno de los peores álbumes que la cantante ha publicado en toda su carrera. La crítica fue dura, por la siguiente razón, muchas de las canciones perteneciente al álbum “Dolly, Dolly, Dolly”, utilizan una mínima instrumentación, solo se hace uso de sonidos de guitarra acústica, mandolina y percusión ligera. Una mezcla de reinterpretaciones y pistas inéditas, cuyas letras no escalan su temática a profundidad.

En la década de 1980, Dolly Parton le da un nuevo giro a su vida artística, incursionando mundo del cine. Apareció en varias películas exitosas, como “Nine to Five”, un filme donde la cantante protagonizó junto a Jane Fonda, Lily Tomlin y Dabney Coleman, la historia de tres mujeres trabajadoras que buscan deshacerse de su jefe. Por su interpretación, fue nominada a los premios Globo de Oro, en las categorías de “Mejor actriz de comedia o musical” y “Nueva estrella del año”. También, en 1989, hizo gala de su talento como actriz en el rodaje de “The Best Little Whorehouse in Texas”, donde revivió una de sus canciones más populares “I Will Always Love You”, tema que poco después, Whitney Houston grabó para la película “The Bodyguard”, en 1992, año en el que vendió más de un millón de copias. Posteriormente, en 1989, Dolly Parton ejecutó el papel principal en “Steel Magnolias”. Entre los años 1990 y 2000, fue una estrella invitada en muchas series televisadas. En 2009, Dolly Parton tuvo a su cargo la composición del tema principal, de una adaptación musical de Broadway, específicamente, para la película “9 to 5”. Tres años después, protagonizó la película “Joyful Noise”, una serie para televisión, que retrata los momentos más emblemáticos de Dolly Parton en su juventud. Finalmente, la intérprete participó en una secuela de una película navideña, además de, interpretar un papel principal en “Dolly Parton’s Coat of Many Colors”, en 2015. De igual forma, ha estado presente en distintas series y documentales, en varias ocasiones.

Las contribuciones de Dolly Parton, a las artes y la cultura en general, le otorgaron numerosos premios de organizaciones más allá de la industria de la música y el cine. Fue nombrada “Leyenda Viva”, por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, en 2004, por su enriquecimiento al patrimonio cultural del país. Un año después, recibió la “Medalla Nacional de las Artes”, mientras que, en 2006 fue reconocida en el Centro Kennedy, por la organización de las Artes Escénicas en Washington, por su logro artístico de toda la vida. Además de sus actividades musicales y su presencia en la gran pantalla, Dolly Parton participó en otros proyectos, por ejemplo, en 1986, abrió Dollywood, un parque temático centrado en las tradiciones de los Apalaches, en las Grandes Montañas Humeantes del este de Tennessee, Estados Unidos. Dos años después, creó la Fundación Dollywood, una organización con el objetivo de brindar inspiración y recursos educativos a los niños. En 1994, Parton publicó su autobiografía, “Dolly: My Life and Other Unfinished Business”, que fue uno de los documentales más vendidos, en su país natal.

Dolly Parton, siempre fue una artista multifacética, que nunca dejó de lado su verdadera vocación. En simultáneo con otros proyectos en su vida, la artista lanzó “9 to 5 and Odd Jobs”, un álbum discográfico cuyo concepto, giraba en torno a una película con el mismo nombre, donde la artista formó parte del reparto actoral. Los productores de este material, fueron Mike Post y Greg Perry, de la mano con RCA Records. De este disco, se destacan los tradicionales temas “The House of the Rising Sun”, “Working Girl” y “Dark as a Dungeon”, canciones que según la crítica, representan un trabajo elaborado y dedicado por parte de la artista. Asimismo, el álbum fue certificado como oro por la RIAA, tras coronarse en éxitos, entre las principales carteleras musicales del género. Igualmente, dicha producción discográfica logró estar entre los 50 álbumes más vendidos, durante 1980, año en el que comenzó una nueva racha de grandes logros por parte de Dolly Parton.

En 1982, la artista publicó lo que pareciera una precuela de su álbum anterior “Heartbreaker”, sin embargo, en está ocasión el disco se titula “Heartbreak Express”. La diferencia de este nuevo material, comparado con el anterior, se basa principalmente en su estilo. Cada una de sus canciones, se encuentra dentro de los rangos musicales del country, el género pop en esta ocasión aparece escasamente. Este álbum, está compuesto por 10 temas musicales, un número acostumbrado en cada propuesta discográfica de la artista, en esta oportunidad los temas más controvertidos y sonados fueron “Single Women”, “Do I Ever Cross Your Mind” y “The Prime of Our Love”. La identidad de este álbum, se la dan composiciones que hablan del amor, la ruptura y el empoderamiento de la mujer, por lo que su aceptación fue notable y considerada por parte del público. Aunque estas canciones, no estuvieron en los primeros lugares de las carteleras de música, si sonaron de forma contundente en las radios nacionales. De igual forma, se dio a conocer el material a través de ingeniosas presentaciones en televisión y conciertos en vivo, donde sus asistentes disfrutaron de este y otros temas musicales, previos de la cantante.

“Burlap & Satin”, es el siguiente disco de Dolly Parton, lanzado en 1983. Este álbum, fue un retorno parcial a un sonido más country, contiene seis composiciones originales de la artista, algunas de ellas, fueron escritas para la banda sonora de la película “The Little Little Whorehouse In Texas”, pero no fueron utilizadas, motivo por el cual, la cantante decidió grabarlas de todos modos e incluirlas en su próximo álbum. “Jealous Heart” y “A Gamble Either Way”, fueron los temas catalogados como favoritos por el público, pero la mejor pista del álbum, es el hermoso y subestimado “Appalachian Memories”, el cual cuenta la historia de una pobre familia de agricultores Apalaches que dejan sus raíces en busca de una vida mejor. Aunque, para muchos “Burlap & Satin” tiene sus defectos, es uno de los mejores esfuerzos musicales de Dolly Parton, por mantenerse en pie dentro de la industria y el género, hecho que de todos modos hace recalcable su trabajo musical.

En 1984, la intérprete regresa a la carrera de la música country contemporánea, con una nueva propuesta discográfica llamada “The Great Pretender”, compuesto por 10 melodías rítmicas, marcadas por una suave guitarra eléctrica y un intento de captar caprichosamente la nostalgia juvenil, en cada una de sus canciones. El objetivo de este álbum, va más allá de rejuvenecer el alma, ya que para Dolly Parton nunca se es demasiado viejo, a menos que elijas serlo. “Save the Last Dance for Me”, es el sencillo principal de este disco, junto a “I Walk the Line” y “Turn! Turn! Turn!”. El álbum fue producido por Val Garay, quien decidió darle un un sonido netamente al pop, inspirado en los años 50 y 60. Cabe destacar, que este es el primer material discográfico de la intérprete que sale a la venta en formato de CD. Esencialmente, este disco ha construido una base importante de seguidores para Dolly Parton, especialmente, de la comunidad LGTB, quienes se han sentido identificados y conmovidos por la canciones del álbum.

Dos años más tarde, lanzó “Real Love”, su álbum de estudio número 27, producido por David Malloy. Con este proyecto, se popularizaron temas como “Tie Our Love”, “We Got Too Much”, “It's Such a Heartache” y “Don't Call it Love”. El disco en general, gira entorno a su pieza principal, ya que “Real Love” fue un tema que interpretó Dolly Parton junto a Kenny Rogers, en 1985. El sencillo, consiguió el puesto número nueve del top Country Álbum de Billboard, además de obtener dos nominaciones a los premios Grammy, en la categoría de “Mejor Artista Country Femenina”. Hay que recalcar, que dicho sencillo promocional forma parte de una lista de cinco temas, en colaboración con Dolly Parton. Por su parte, el estilo musical del álbum es versión country, que mantiene la integridad de lo clásico, enfocado en el estilo R&B de los años 50, mientras hace se hace accesible a las nuevas generaciones.

En 1987, publicó “Rainbow”, un álbum del cual se desprenden los siguientes sencillos, “The River Unbroken”“I Know You By Heart” y “Make Love Work”, temas lanzados bajo la firma de Columbia Records. El objetivo de este disco, ya no era combinar distintos géneros entre sus canciones, sino lazar cada álbum con un estilo propio y único, por separado. Sin embargo, las escasas ventas de “Rainbow”, hicieron de este material un fracaso comercial, razón por la cual, Dolly Parton, decidió reeditar dicho material en asociación con su antigua etiqueta RCA Records. Dentro de su mala racha, el disco se estancó en la posición número 153 del top álbumes pop, en Estados Unidos, por su pobre desempeño, probablemente debido a la competencia, que le llevaban una clara ventaja. El lanzamiento del disco, implicó una perdida monetaria y emocional para la cantante.

A pesar de la frustración que sintió con su álbum anterior, Dolly Parton lanzó “White Limozeen”, en 1989. Afortunadamente, esta nueva propuesta discográfica, tuvo una visión más clara y específica en cuanto a su estilo y género. El álbum fue producido por Ricky Skaggs, quien tuvo la idea de incluir una versión del tema “He's Alive”, que interpretó la cantante en compañía de Mac Davis. El esfuerzo de Parton tuvo su recompensa, ya que dos de sus temas llegaron al tope de la lista de música country, alzándose en éxitos y reconocimientos, gracias a los temas “Why'd Ya' Come in Here” y “Lookin' Like That”. El disco en general, fue elogiado y apreciado por la crítica, quien recalcó los dotes de la artista para la composición. Para muchos, Dolly Parton cuando pierde el norte, suele encontrar el camino fácilmente si se lo propone. Con el éxito alcanzado por este álbum, la intérprete ganó por primera vez el reconocimiento nacional en The Wagoner Show Porter, ese mismo año. Igualmente, obtuvo una certificación de platino, además de una nominación a los premios Grammy, en la categoría de “Mejor Vocal Country Femenina”. Su éxito, también inició una nueva fase de la carrera de Dolly Parton, que vio una nueva oportunidad de lanzarse al estrellato con la publicación de una serie de libros de su propia autoría.

A principios de 1990, la artista comenzó a destacarse como escritora, haciendo la publicación oficial de su primer libro “Dolly on Dolly”, un escrito autobiográfico que incluyen, entrevistas, opiniones y relatos que desglosan la vida de la cantante, desde diferentes puntos de vista. Con este libro, muchas personas del mundo crítico, además de sus seguidores pudieron conocer en detalle, las carencias, las virtudes y los defectos de la cantante, desde su propio puño y letra. El editor del libro, fue Randy L. Schmidt, un reconocido escritor y amigo de Dolly Parton, quien asumió el reto de poner por escrito un material, que sirvió como una cápsula del tiempo para entender a la intérprete. Así como este, también dio a conocer otros ejemplares con diferentes temáticas, escritos por la artista, como “Dream More” y “I am a Raimbow”. “Antes de fallecer, mi papá me propuse estos proyectos, escribir libros era probablemente la cosa más importante que he hecho en mi vida. Nadie puede imaginar lo mucho que eso significa para mí”, explicó Dolly Parton en un texto disponible en la web de su proyecto. En definitiva, para Dolly Parton su vida se divide en cuatro pilares fundamentales, la música, el cine, los libros y su familia, por supuesto no en este orden. La artista, ha sido un ejemplo de inspiración para muchos, quienes la consideran el vivo ejemplo de que los sueños no mueren, si se luchan por ellos.

Entre sus sueños más preciados, se encuentra la música, por tal razón Dolly Partón a pesar de sus múltiples facetas, nunca ha descuidado su carrera musical. Es así, como en 1991, la intérprete lanzó “Eagle When She Flies”, un álbum que trajo a su vida muchas satisfacciones. La primera, fue conseguir la cima de las listas musicales en países como Canadá y Reino Unido, además se convirtió en uno de los mejores 10 álbumes publicados ese año, el cual en menos de cinco meses, había vendido un millón de copias, certificadas como platino. También, este disco country tradicional, fue nominado para el Premio Grammy al “Mejor Álbum del Año”, todos estos éxitos, impulsaron a Dolly Parton a seguir produciendo música de calidad. Es importante mencionar, que disco contó con la colaboración de Lorrie Morgan y Ricky Van Shelton. Entre sus canciones más famosas están “Best Woman Wins”, “Runaway Feelin”, “Wildest Dreams” y “Rockin' Years”, este último a dúo con Ricky Van Shelton. Estas canciones, tuvieron un seguimiento importante en la industria musical, ya que juntos vendieron un significativo número de copias, que impulsaron su primera distribución en digital.

A los 47 años, después de 26 años de carrera artística, más una incursión en televisión y películas, Dolly Parton ha tomado su carrera musical, muy en serio. En 1993, publicó “Slow Dancing with the Moon”, un material que implica su mayor esfuerzo en solitario, que durante una década continúa su reputación como un icono de la música country. El álbum de estudio, contó con la colaboraron de varios artistas de la talla de Mary Chapin Carpenter, Kathy Mattea, Tanya Tucker, Maura O'Connell, Billy Dean, Pam Tillis, Marty Stuart y Billy Ray Cyrus. Esta propuesta musical, estuvo a cargo del productor Steve Buckingham, quien logró su materialización gracias a los sellos discográficos de Columbia Records y TriStar Pictures. Este disco, incluye los éxitos de “Romeo”, “More Where That Came From”, “Full Circle” y “Put a Little Love in Your Heart”, temas que se volvieron populares, después de liderar varias listas musicales, en Estados Unidos. Con este impresionante álbum, Dolly Parton vuelve a ser lo que ha sido siempre, desde que incursionó en el medio artístico, la reina del country. Independientemente de sus altos y bajos, la artista se ha consolidado como un monumento consagrado en el tiempo, de su género es particular.

En 1995, reaparece en el ámbito musical con un nuevo proyecto discográfico titulado “Something Special”. Lo primero que hay que saber de este disco, es que actualiza tres clásicos de su repertorio musical “Jolene”, “The Seeker” y “I Will Always Love You”, este último lo interpretó a dúo con Vince Gill. Aunque los temas a simple vista parecen repetitivos, poseen una ventaja con respecto a sus versiones anteriores, pues esta vez, están construidos con un estilo totalmente nuevo, con una musicalidad distinta y moderna. Particularmente, el disco no recibió algún premio o nominación, pero si contó con la notable aceptación del público y la favorable crítica de los expertos en música. Dolly Parton, es una mujer que se ha convertido en un referente del género country, que ha sabido construir estratégicamente, pero con humildad su imperio musical. Ha compartido su sabiduría con muchos, a través de su música y sus libros, especialmente, con este álbum que se ha convertido en un impulso para la feminidad de muchas, alrededor del mundo. El disco sigue ocupando titulares, además de las carteleras más importantes del género, hasta la fecha. Su ímpetu se reconoce en cada propuesta y en cada trabajo adicional que ha llevado a cabo.

“Treasures”, es un álbum compacto publicado por la artista en 1996, con el nuevo sello Rising Tide de MCA. Este material, incluye los famosas temas “Peace Train”, “Just When I Needed You Most” y “Before The Next Teardrop Falls”. Muchas de las canciones, de esta colección fueron escritas por otros artistas, algunos del mundo del pop como Cat Stevens. Lo emocionante de este disco, no es su mezcla de pop y country, sino el corazón, la pasión y el amor, implícitos en cada canción de este álbum. El disco, fue uno de las propuestas más exitosas de la artista, para ese momento. Para aprovechar su buena racha, emprendió una gira nacional de conciertos, que tuvieron lugar en varios países de Europa. Dentro de su promoción, se incluyeron varias entrevistas en programas de televisión y radio, a lo largo del territorio nacional y en cada uno de ellos, la intérprete explicó el significado emocional que tiene este material para ella. “Treasures” nace bajo la promesa de valorar los tesoros no materiales de la vida, con esto Dolly Parton se refería a la familia, a todo lo que tenga un significado importante en tu crecimiento personal.

Años más tarde, aparece en el mercado musical “Hungry Again”, el álbum número 34 de Dolly Parton. Los sencillos que impulsaron la promoción de este disco, fueron “Honky Tonk Songs” y “The Salt in My Tears”, canciones que fueron muy elogiadas por la crítica y el público. La temática de álbum, está inspirada en los orígenes de la cantantes, pues cada canción la escribió para recordar su casa en la montaña de Tennessee, por ello se tomó la libertad de contar su historia desde diferentes puntos de vista. Cada canción que escribió, tiene algo que ver con directamente con ella, o alguien cercano a su pasado. “Hungry Again”, surge en un momento en el que Dolly Parton se sentía estancada en su carrera musical, volver a su cuidad natal le recordó porque salió de allí y porque lucha cada día en superar su pasado. El álbum, no tuvo mucho éxito para ese entones, para la critica fue un material muy poco apreciado por tocar temas tan personales, en cambio, hoy en día se tiene una perspectiva distinta. En la actualidad, dicho trabajo prevalece entre los mejores de su categoría, al punto de ser considerado un ejemplo de superación.

En 1999, lanzó “The Grass Is Blue”, otro de los proyectos musicales de Dolly Parton, considerado como uno de los mejores álbumes de bluegrass de la década de los 90. El disco salió al mercado musical, con el apoyo discográfico del sello Sugar Hill Records y el productor Steve Buckingham. Alison Krauss, Dan Tyminski, Claire Lynch, Keith Little, Patty Loveless, Rhonda Vincent y Darrin Vincent, fueron los cantantes que contribuyeron con voces de armonía para este proyecto. “Traveling Prayer”, “Cash on the Barrelhead” y “Silver Dagger”, fueron los temas principales del disco, tres composiciones originales de Dolly Parton, que recalcan su talento como compositora. El álbum se cierra con una canción de gospel en acapella, titulada “I Am Ready”, el cual fue escrito por Rachel Dennison, la hermana de Dolly Parton. El disco logró alcanzar la posición número 24 en la lista de álbumes de Billboard Top Country para ese año. Asimismo, se le atribuye a la cantante su ayuda al resurgimiento del género bluegrass a principios de la década de 2000. También, el éxito de este proyecto le valió a la artista un Grammy por “Mejor Álbum de Bluegrass”, junto con su incorporación al Salón de la Fama de la Música Country en 1999, hecho que le permitió cerrar el año con grandes logros.

“Little Sparrow”, es el nombre del álbum de estudio número 36 de Dolly Parton, publicado en 2001. El disco, está compuesto por 14 temas, donde se destacan “I Don't Believe You've Met My Baby”, “A Tender Lie” y “Mountain Angel”. Dichos temas, se posicionaron muy bien es listados como el Billboard 200, el top Country Albums y el Top Country Albums. Un dato curioso, es que el nombre del álbum proviene del mismo apodo que le tenía el padre de Dolly Parton a ella, cuando era pequeña. Por ello, su pequeño pájaro cantor, adaptó ese nombre para el título su último álbum “Little Sparrow”, dedicado a la memoria de su padre, quien falleció, en el año 2000. Los invitados al álbum, incluyen a los cantantes Alison Krauss, Rhonda Vincent, Claire Lynch, miembros de la banda irlandesa Altan, además de algunos de los músicos de estudio más conocidos de Nashville. Las voz pura y emocional de Dolly Parton, se destaca en esta colección, ya que la artista sintió que sus emociones se podían escuchar más claramente, en sus grabaciones acústicas. Han pasado más de 35 años, desde que Dolly Parton entró en el negocio de la música. Durante los últimos cinco años, se ha centrado en la música que escuchó mientras crecía, por lo que describe el sonido como “música de montaña azul”, un estilo que combina el bluegrass con canciones tradicionales de los Apalaches. Muchos críticos llaman esa mezcla de sonidos como las conexiones de Dolly Parton y de ese esfuerzo nació “Halos And Horns”, un trabajo discográfico, publicado en 2002.
[ Editar ]
Reporta errores, o falta de información, a través de los enlaces para "Editar" al final de cada sección de la biografía.

Datos de Dolly Parton

  • Nombre Verdadero: Dolly Rebecca Parton
  • Nombre Artístico: Dolly Parton
  • Donde Nació: Sevierville, Tennessee, Estados Unidos
  • Fecha de Nacimiento: 19 de enero de 1946
  • Edad: 74
  • Nacionalidad: Estadounidense
  • Género(s): Country, pop, gospel, bluegrass
  • Actividad: 1955 - Actualidad
  • Instrumentos: Voz, guitarra, banjo, armónica, piano
  • Ocupación: Cantante, compositora, instrumentista, actriz, empresaria, productora discográfica, productora de televisión, presentadora y escritora
  • Disquera(s): Goldband (1959-1965), Monument (1965-1967), RCA (1967-1986), Columbia (1987-1995), Rising Tide (1995-1997), Decca (1997-1998), Blue Eye (1998-1999), Sugar Hill (1999-2005), Dolly (2007- Actualidad)
  • Otros Nombres: Carl Dean (matr. 1966)
  • Padres: Robert Lee Parton y Avie Lee Owens
  • Tipo de voz: Soprano
  • Página Oficial: www.dollyparton.com
  • Redes Sociales: Facebook Instagram Twitter YouTube
1 Comentarios
Nadie ha comentado todavía y tu opinión es muy importante. Por eso te invitamos a comentar.
No es obligatorio estar registrado para comentar, pero los registrados tienen el beneficio de tener un perfil social en Buena Música para que aparezca su foto con los comentarios.
BuenaMusica.com y sus afiliados no se hacen responsables por los comentarios emitidos por los participantes en este foro. No se permite la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o cualquier contenido que infrinja cualquier ley. Recomendamos el empleo de lenguaje moderado y estrictamente apegado al mundo del entretenimiento, música y espectáculos.