Enviar cambios a la Biografía de Silvestre Dangond

Envía correcciones o modificaciones a esta sección de la biografía del cantante. Verificamos todas las peticiones antes de publicarlas.

Niñez, Juventud y Vida Familiar

Fuentes: Tu email (obligatorio):

Texto original: Es hijo del cantante William José "El Palomo" Dangond Baquero y Dellys Corrales Rojas, naciendo en el seno de una familia con vocación musical, de quien se supone heredó el carisma que lo hace brillar cada vez que sube al escenario, recibiendo además de su parte, una esmerada educación formal y personal. Silvestre Dangond pasó su primer año de vida junto a sus padres en casa de los abuelos paternos, este contacto con la vida de pueblo es lo que seguramente aporta a sus composiciones, la frescura, naturalidad y sinceridad que constituyen lo mejor de su estilo. Un año más tarde, en 1982, sus padres ven la necesidad de formalizar un hogar independiente, decidiendo radicarse en la ciudad de Valledupar.

Su madre, Dellys Corrales Rojas, relató sobre la niñez del músico: "la niñez de Silvestre fue una infancia muy bonita, era un niño que se hacía querer, encontrando en su familia un apoyo constante debido a su particular espontaneidad a la hora de expresar sus sentimientos, mostrando siempre un interés excesivo por la música vallenata, llegando en muchas ocasiones a escaparse en horas de la noche, si por donde estuviese pernoctando escuchaba las notas alegres de un acordeón".

A su vez, el padre de Silvestre Dangond, William José "El Palomo" Dangond Baquero, refirió que: “El talento que tiene Silvestre es algo que siempre cultivo y se le veía entonando las canciones de su padrino Jorge Oñate. Recuerdo con emoción como a los 13 años graba una canción dedicada a Valledupar”.

Los estudios iniciales de Silvestre Dangond comenzaron en el Jardín Nacional, lugar en donde siempre resaltó por su simpatía y buen compañerismo. Tiempo más, estuvo adelantando los años de la educación básica primaria en el Colegio Colombo-Ingles y la finalizó en el Colegio Parroquial El Carmelo. Durante ese tiempo, Silvestre se encontraba desarrollando su afinidad hacía el canto, logrando obtener sus primeros premios es los festivales de canto infantiles.

Siendo muy joven el artista, se trasladó junto a sus padres a la capital de la república colombiana, Bogotá, lugar en donde inició su arduo por dar a conocer el gran talento que poseía como artista.